lunes, 9 de abril de 2012

Una a una..

Inevitablemente, las lágrimas siguen cayendo, una a una, mi barriga se revuelve en un intento por avisar de que mi humor está tomando un rumbo muy raro últimamente, pero eso ahora no me importa. Sigo sola. Y las lágrimas siguen cayendo una a una y no creo que tengan intención de parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario